Guía Sant Carles de la Ràpita

HISTORIA

La presencia humana en el territorio se remonta al Paleolítico Antiguo, ya que en la cueva del Tendo, hay una pintura rupestre que representa la figura de un  toro, que con sus más de 22.000 años de antigüedad, la convierten en una de las más antiguas de Cataluña.

Íberos, romanos y musulmanes también habitaron la zona. Durante la ocupación musulmana, se construyó en el territorio una rábida, que es una palabra que procede del árabe y significa fortaleza o puesto de vigilancia. De ahí, la segunda parte del nombre de la población.

La conquista cristiana, llegó en 1.097, de manos del Conde Ramón Berenguer III. Desde entonces, el territorio fue pasando por distintas manos, hasta que en el siglo XVIII, se convierte en territorio público, cuando los obreros llegados para construir el canal del Ebro se establecen aquí.

A mediados del siglo XVIII, el rey Carlos III ordenó la construcción de un puerto en la zona del Delta del Ebro, así como la de un importante núcleo urbano en la villa pesquera de la Ràpita.

En su honor, el lugar recibiría el nombre de San Carlos de la Rápita, que se constituyó oficialmente como municipio en 1.838 y que cambió en 1.982 su denominación oficial, por la forma catalana Sant Carles de la Ràpita.

En la actualidad, Sant Carles de la Ràpita concentra la mayor parte de las infraestructuras de la zona y es la capital turística de las Tierras del Ebro.

Además del turismo, la población tiene una gran importancia pesquera, ya que su puerto es uno de los más importantes de toda Cataluña en número de embarcaciones y arrastre al fresco, de ahí su amplia y rica gastronomía basada en los productos del mar.

Cómo llegar

Introduzca su dirección en el campo de abajo para saber cómo llegar